Espuma de colores

DSC08676-2

Con una prisa relativa, pues había quedado para comer con un amigo al que siempre hago esperar, decidí irme andando al centro de Sevilla, como tengo la suerte de pasar por el Parque de Maria Luisa, el reclamo para ir andando es una delicia.

Desde la torre Sur de la Plaza de España, me llamaban la atención los colores que formaban arbitrariamente las pompas de jabón que una chica estaba haciendo. Cuanto más me acercaba, más me llamaban la atención, por lo que gracias al destino, —llevaba una cámara de fotos que acaba de recoger del servicio técnico— puede recrearme en las fotografías que os muestro.

P.D. Al cuarto de hora de estar haciendo fotografías, la chica que hacía las pompas de colores, sacó de un bolsillo de su bolso un cartel desplegable escrito en inglés que decía algo así: «Si haces fotografías de mi arte, págame», con una sonrisa de comprensión, le hice caso. Cuando terminé, me encontré a mi amigo Serranito que estaba haciendo lo mismo que yo, aunque no nos habíamos visto. No nos enseñamos las fotos ni siquiera las comentamos. Ayer por la noche vi que en su muro de Facebook había colocado una buena foto de una pompa de jabón.

Anuncios

Novios en la Plaza de España

Novios en la Plaza de España

Encontrarse un lunes a una pareja de novios por la Plaza de España, es raro, pero por lo visto es algo habitual. Resulta que las parejas de novios van una semana antes de la boda, o después, para hacer el álbum fotográfico. Lo pude comprobar cuando vi a la novia como se marchaba con zapatillas de deporte. No tengo mal corazón, por eso, no muestro esa foto y más después de observar como le estaban realizando esta instantánea tan tierna justamente desde el lado contrario.

Lo que no puedo es dejar de sacar los azulejos rotos y la cerámica destruida, pues tan solo hace dos años que las arreglaron y repusieron. Es evidente que se tienen que tomar medidas no solo para restaurar, sino para vigilar.

¿Qué clase de turismo pretendemos?

¿Qué clase de turismo pretendemos?

Sevilla puede salir de la crisis gracias al turismo. La pregunta es; ¿qué clase de turismo queremos?

Hoy, en la plaza de España, en el mismo sitio y a la misma hora, han coincidido dos tipos de turistas, los de congresos y los mochileros. Los primeros contemplan y se recrean en el entorno, mientras que los segundos se bañan en la fuente . Los primeros están arreglados y perfumados y los segundos están sin camiseta y oliendo a sudor.

¿Qué clase de turismo nos ayudará a salir de la crisis?. Para ayudar a contestar esta pregunta y para que se pongan manos a la obra los responsables de esta parcela, adjunto lo que he visto hoy a las seis y media de la tarde en la Plaza de España.