La Maestranza

La Maestranza

Tanta belleza no se merece que uno niñatos la afeen. Tanta belleza no se merece que unos especuladores la acaricien. Tanta belleza se merece a una afición que la respete. ¡Llenémosla este año de gloria!

Anuncios