MIEDOS Y SUPERSTICIONES

Más que realizar buenas fotografías, qué ya es difícil, lo más complicado es hacer una buena selección. Ayer, asistí a la rueda de prensa que dieron  Israel Galván e Isabel Bayón, para presentar la obra que estrenarán en la Bienal de Flamenco: “Dju,Dju”. Todos los allí presentes nos dimos cuenta que la obra no será nada convencional, sino todo lo contrario, pues tratará sobre los miedos y las supersticiones.

La fotografía que muestro, la descarté para ponerla en la galería gráfica de europa press andalucía, pues tendría que explicar detalladamente el desenfoque en primer plano de la cara de la bailaora y eso me da una pereza tremenda.

Esta fotografía, como muchas que hago y luego rechazo, me gusta, por eso no quiero que desaparezca y la comparto en mi blog. Lo que buscaba al hacerla era mostrar la intimidad y la concentración de dos profesiones distintas que unidas a sus miedos y supersticiones producen arte.

Anuncios

Baile flamenco con música oriental.

Pasear por una calle turísticas y encontrarte músicos callejeros que intentan sacar un dinero con su arte, es algo corriente. Desde que escribo mi blog he publicado varias fotografías donde aparecen personajes habituales de esta avenida, desde el “Charro de Triana”, que por cierto se ha ido a cantar a Tenerife, hasta un grupo de chirigotas.

Ayer me sorprendió la pareja que muestro en la foto. La chica que baila, que por cierto lo hacía muy bien, era eclipsada por la sonriente mujer oriental que tocaba la guitarra, que por cierto lo hacía muy bien.

Espectáculo flamenco

Espectáculo flamenco

A las 5 de la tarde con el calor que hacía en la calle San Fernando, por un momento me ha parecido ver una alucinación, pero no, era algo real. Un hombre de color (negro; ¡claro!) estaba cargando carteles donde se anunciaba espectáculo flamenco. No me he preguntado como ayer; ¿dónde irá?, pues más o menos me lo imaginaba, pero sin duda, cuando uno esta trabajando todo el día en la calle y sin horario, se encuentra con imágenes, cuanto menos, curiosas, o sea, como la vida misma.