DÍA DE LA MADRE CON RETRASO

Ayer fue el día de la madre, pero por diferentes motivos que no puedo explicar, pues hay cosas inexplicables, no escribí ningún post recordando a la progenitora que me parió. Hoy, un día posterior, me he encontrado con una fotografía que la tenía recordada en el olvido. Eso ha hecho posible que me haya dispuesto delante del ordenador a mostrar al mundo virtual lo que ayer tenía que haber escrito.

Desde que tengo uso de razón hay cosas que no me canso de contemplar y una de ellas es la escultura de la Piedad de Miguel Angel. ¡No se puede reflejar mejor el amor de una madre a un hijo como hizo el genio florentino en un pedazo de mármol! Lo de menos de esta obra y por ende, lo que no me llama la atención, es el dolor de esta bella mujer, pues está disimulado con la esperanza de saber con certeza que su hijo en unos días resucitará.

Lo que más me atrae de la escultura es la cara juvenil con la que está representada la Virgen María. Son varias las interpretaciones para comprender la mente del artista al confeccionar su obra. Estoy totalmente de acuerdo con la teoría que explica que antiguamente, como las madres parían muy jóvenes, el recuerdo de los hijos sería evocar a su madre con cara juvenil.

¡Yo tengo la suerte de recordar a mi madre con una belleza juvenil llevándome al colegio! ¡Yo tengo la suerte de recordar la sonrisa más bella del mundo cuando mi madre me recogía a las puertas del colegio! ¡Yo tengo la suerte de haber besado de pequeño muchas veces una cara suave y lisa! ¡Yo tengo la misma suerte que Miguel Ángel al recordar a mi madre siempre joven!

Anuncios

Día mundial del Océano

Dios Océano

En la calle San Luis 70, de Sevilla, hay un espacio muy interesante. Aparentemente es un edificios de apartamentos, pero cuando te introduces en el portal, observas algo diferente. Alrededor de un patio florido se encuentran, detrás de una puerta como de garaje, tiendas y talleres artísticos. Encuadernadores, vendedoras de ropa de niño, bisutería fina, productos artesanales de lana, instrumentos musicales, decoración y algunas cosas más.

El concepto del edificio, perteneciente al Ayuntamiento, consiste en que en el mismo espacio tiene acceso a un lugar de trabajo y a una vivienda, por un precio razonable.

En el taller-tienda donde he pasado más tiempo ha sido en el estudio ciento2, que se dedica a las joyas y al vidrio. Más que los objetos en si, que son realmente interesantes, lo que más me ha llamado la atención ha sido como Miguel, uno de los dueños junto con Sonia, me ha explicado con una emoción contagiosa, como realizan sus trabajos. Con el entusiasmo de un adolescente y la sabiduría de un adulto, ha disertado sobre las diferentes maneras de tratar el vidrio para hacer objetos realmente bellos. Como colofón de la visita, después de enseñarme un ordenado taller, me ha mostrado orgulloso y satisfecho un mosaico del Dios Océano.

Estos espacios y estas personas, merecen la pena conocerse.