LA MERMELADA MAS CARA DE LA HISTORIA, HECHA  CON NARANJAS AMARGAS DE SEVILLA.  

Recogida de naranjas en el barrio león de Sevilla

Para conmemorar el 125 aniversario de la empresa británica de alimentos Duerr & Sons, elaboró la mermelada más cara de la historia. Un tarro cuesta aproximadamente 2.100 Euros. Los ingredientes de esta exclusiva mermelada son los siguientes: naranjas amargas de Sevilla, Champán Pol Roger Cuvée Sir Winston Churchill de 1996, whisky Dalmore 62 de la casa Whyte & Mackay y pan de oro de 24 kilates.

La idea original era preparar un sólo tarro para subastarlo y así donar el dinero conseguido a una asociación benéfica de Manchester; pero ante el sabor asombroso de este producto, los directivos de la marca planean producir más unidades. Para bajar el coste del producto, utilizarán ingredientes menos costosos pero sin renunciar a la base de esta mermelada que es la naranja amarga de Sevilla.

https://eduardobrionesgomez.wordpress.com/2013/02/18/naranjas-amargas-de-sevilla/

Anuncios

Naranjas amargas de Sevilla

Naranjas amargas de Sevilla

Cuando veo recoger naranjas siempre me acuerdo de la Reina de Inglaterra Isabel II. Nací y me crié en el Barrio León de Sevilla, un barrio que está lleno de naranjos. En la actualidad vivo en otro barrio que también se caracteriza por sus naranjos; El Tiro de Línea. Curiosamente los dos barrios fueron promovidos por el General Queipo de Llano, edificando en cada uno de ellos dos iglesias, la primera con el nombre del General y la segunda con el de su esposa; San Gonzalo y Santa Genoveva. No es que me sienta orgulloso de su fundador, pero si del lugar donde nací y del sitio donde actualmente vivo. La característica más apreciada y envidiada de ambos barrios llega en primavera, cuando como por arte de magia sale esa flor blanca que perfuma hasta nuestros sentidos.

Para que la magia del azahar se produzca, es fundamental que a la Reina de Inglaterra le guste la mermelada de naranjas amargas de Sevilla, o por lo menos eso es lo que me han dicho desde pequeño. Es por eso, que cuando veo recoger sobre estas fechas las naranjas, me acuerdo de la Reina de Inglaterra, pues gracias a ella el hueco que dejan las naranjas, será sustituido por el olor que tantos buenos recuerdos me producen.