Orgullo de padre

La objetividad cuando hay que elogiar a un hijo es imposible. El orgullo cuando hay que reconocer el trabajo de un hijo es infinito. La pesadez y la insistencia al hablar de las virtudes de un hijo son inevitables. El pañuelo para limpiar las babas de un padre cuando ve como el trabajo de un hijo es reconocido, es interminable.

Lo siento, pero al ver este anuncio en la trasera de un autobús turístico, hace que me sienta feliz por esa semilla que planté hace mucho tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s