Mi libertad

Me acuerdo que en el colegio cuando la democracia se estaba instaurando en el país de lo que más se hablaba era de libertad. La idea que nos inculcaban en aquella época era que la libertad consistía en hacer lo que nos apetecía pero siempre respetando la libertad de los demás. Este principio siempre lo he tenido presente a lo largo de mi vida, por eso me llama tanto la atención cuando veo que ese principio no se respeta.

Estoy en Costa Ballena en un agradable chalet que una cuñada nos ofrece para descansar unos días. La casualidad ha hecho que coincidamos con un macro concierto con lo que el descanso deseado está reñido con el divertimento juvenil, pues los tonos musicales; sobre todo los tonos bajos, hacen imposible concentrarse en lo que más le apetece a uno por la noche que es simplemente dormir.

Esta mañana paseando por la playa me he dado cuenta de la verdadera magnitud del acontecimiento que por la noche a penas me dejó descansar. La basura que sobre la playa había, era algo que me ha hecho plantearme una pregunta. ¿Quién respeta mi libertad?.

No estoy en contra de que la gente se divierta, tampoco estoy a favor de que se prohiban los espectáculos musicales. Pero lo que exijo y espero es que cada cual se comprometa a cumplir con sus obligaciones y eso requiere que se utilice el sentido común.

En una zona residencial, donde el ambiente predominante es familiar, no es lógico que permitan concentrarse en unas pocas hectáreas a 20.000 personas donde la mayoría de los asistentes son jóvenes que cuando consumen bebidas alcohólicas y algo más, ansían la libertad propia pero no la ajena. No es coherente que los buenos intencionados turistas que han pagado o han alquilado un hotel o un apartamento en Costa Ballena y sus alrededores se vayan mas estresados de lo que llegaron, por la sencilla razón de que la música no les ha dejado descansar. Es inhumano bajar a la playa para dar un paseo y encontrar suciedad por todas partes, porque aquellos que la producen les importa un rábano que la haya. Es indignante que los que respetamos y luchamos por la libertad de otros no seamos correspondidos de la misma forma.

La foto que muestro no es el resultado puntual de una casualidad sino la consecuencia de una irresponsabilidad.

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s