Último adiós a Pepe Luis Vázquez

Último adiós a Pepe Luis Vázquez

¿Cuán grande ha tenido que ser una persona para que una gran cantidad de reporteros, redactores e informadores inmortalicen su entierro?.
Hoy, ha sido enterrado Pepe Luis Vázquez. Por el número de reporteros, redactores e informadores que han acudido a documentar el último adiós, afirmo que se ha ido un torero grande.

VELAS

Ayer hice una cosa que no concuerda ni con mis principios ni con mi forma de pensar. Un amigo rozando a hermano me lo pidió. No ha sido algo difícil de realizar ni tampoco complicado. Incluso, su petición de no haberla cumplido, tampoco hubiera resultado traumática para él, o por lo menos es lo que pienso.

Saltándome mis principios y mis no creencias, he cumplido su encargo, por eso espero con todo mi corazón que con esto, consigamos el buen resultado que todos deseamos.

¡Suerte amigo!

Jose Miguel con Triana.

Jose Miguel con Triana.

Me gustan las personas auténticas con personalidad y buen carácter. El amigo de mi hermano, que es mi amigo, es un ejemplo de ello. Claro, los defectos de este tipo de personas son fallos colaterales que se asumen deportivamente, porque las virtudes y las energías que trasmiten compensan cualquier punto negro de su personalidad.

Ayer Jose Miguel, me pidió con su eterna sonrisa y sin exigirme nada, que le hiciera una fotografía delante de la carreta del simpecado de Triana, sabiendo lo poco dado que soy para esas cosas.

¡Aquí está! ¡Jose Miguel, con Triana!

Monumento al jornalero

Monumento al jornalero

Cuando vienes haciendo el camino del Rocio con Sevilla y entras en Villamanrique, te encuentras con una plaza pequeña dedicada al jornalero. Al lado de la carretera hay un monumento hecho de hierro forjado donde aparece un jornalero de mitad del siglo llevando una bicicleta.

El Viernes por la tarde muchos peregrinos que vienen con Sevilla se paran allí para hacerse una foto. Algunos lo saludan con respecto, otros con ironía y algunas mujeres le dan un beso en la boca. http://bit.ly/17JnnTZ

El sol saliendo por la plaza del Triunfo.

El sol saliendo por la plaza del Triunfo.

«A quien madruga Dios le ayuda». Siempre he pensado que este dicho lo inventó alguien con un espíritu positivo al que no le gustaba levantarse temprano. Soy de los que piensan que el despertar debe ser igual que el dormir; o sea, debería producirse de forma natural y no por un ruido inventando por el hombre.
Hoy he tenido que madrugar. Me he levantado a las siete y media de la madrugada para hacer un trabajo remunerado emocionalmente. En la plaza del Triunfo, me ha llamado la atención la posición del sol. Creo que es la primera vez que paso por esa plaza a esas horas, por lo menos con un grado de conciencia normal. Por eso, para que quede constancia de tal acontecimiento, he decidido dejar para la posteridad esta muestra gráfica.

Cuesta del Caracol

Cuesta del Caracol

Para contemplar Sevilla, no hay mejor lugar que la cuesta del caracol. Desde pequeño tengo grabado en mi me mente esa imagen de la ciudad. Lo que más me llamaba la atención era cómo sobre toda la ciudad sobresalía su torre más alta; “La Giganta”, como denominó Cervantes a la Giralda.

Hacia tiempo que no me detenía en la cuesta de caracol. Hoy mis esquemas y mis sensaciones ha cambiado, “la giganta”, la ha empequeñecido un monstruoso capricho de hormigón.

Nunca estuve ni estaré en contra del progreso ni de la modernidad, pues se que la modernidad de ahora será la antigüedad del mañana, pero, ¡no había nadie con sentido común para llevarse la torre un poco más lejos!

Cementerio San Fernando de Sevilla

Cementerio San Fernando de Sevilla

Ir al cementerio de San Fernando de Sevilla no es nada agradable cuando tienes que despedir a un ser querido o al hermano de mi inigualable amiga Rosa. Distinto es cuando vas a recrearte en las magnificas esculturas allí representadas. A mi, particularmente me sobrecoge el mausoleo del torero Joselito el Gallo. Yo, que he estado en los dos cementerios turísticos más visitados del mundo como son el de Pérre-Lachaise de París y el cementerio nacional de Arlington en Washington, tengo que reconocer que el de Sevilla es digno de encontrarse entre los grandes camposantos del mundo.

A pesar de todo lo que he mencionado, hoy, en mi post no he puesto una foto del maravilloso monumento hecho de bronce por el gran escultor valenciano Mariano Benlliuren, donde muestra el gran dolor de un pueblo despidiendo a un torero de época como fue; Joselito el Gallo.

Sevilla, no es la ciudad de la gracia; ese calificativo lo tiene Cádiz. Sevilla, es la ciudad de la “guasa”, porque hay que tener “guasa” para estar rodeados de grandísimos monumentos funerarios e indicar de esta forma donde está los servicios de señoras. Cómo diría una amiga mía, esto es “para mear y no echar gota”.

Sevilla tiene un color especial.

Sevilla tiene un color especial.

Una canción popular dice: «Sevilla tiene un color especial». Posiblemente, estamos tan acostumbrados a disfrutar del color de nuestra ciudad que damos por sentada la obviedad. Tanto el azul del cielo, el verde de las hojas bañadas por la luz de la mañana y el negro desenfocado de El Giraldillo,  me han vuelto a recordar que ese color especial solo se puede ver y apreciar en Sevilla.